LOADING

Type to search

Artículos

¿Dejamos de descubrir música al llegar a los 30?

Share

Spotify, ese dulce pecado. Hace unos años la famosa plataforma de streaming publicó un estudio sobre el consumo de la música que llegaba a la dudosa conclusión de que dejamos de descubrir nuevos artistas al cumplir los 30 años, como si el la curiosidad se extinguiese con esa maravillosa cifra, y todo lo que nos quedase de memoria colectiva en cuanto a lo musical fuese un fuerte nostálgico formado por muros de recuerdos que hemos ido apilando a lo largo de 3 décadas.

Lo sabemos, a priori parece una chorrada, pero puede que el estudio tenga algo de razón ¿Cuántas veces habrás escuchado a cuarentones y cincuentones decir eso de «Es que ya no hay grupos como los de antes»? ¿Es una barbaridad o nos volvemos vagos tras los 30? ¿Cambian nuestros hábitos de consumo o simplemente nos volvemos gilipollas?

Para sacar algo en común hemos querido preguntar a 5 personas relacionadas directamente con el mundo de la música para que nos comenten sus experiencias…resulta mas fiable ¿no? Nada de esto ha estado orquestado de alguna manera, lo que leerás aquí es mas real que la vida misma o el video promocional de la vida cotidiana del rey Felipe VI. En nuestro particular estudio de The Chapel Mag participan:

ESTEBAN GIRÓN

Muchos lo conoceréis por ser el guitarrista de Toundra, pero es un perro viejo conocido tanto encima como debajo de los escenarios. Actualmente compagina su labor con Toundra y Exquirla a la par que trabaja para el departamento de prensa del Resurrection Fest y Bring THe Noise.

MARTA RIBATE

Desde hace años dedicada a la tediosa labor de la comunicación en sellos discográficos, Marta Ribate trabaja para Century Media Records en España, y para Holy Cuervo. Ávida fan del rock/metal de los 80´s y empedernida consumidora de música en todos sus formatos.

JAVI TUPATUTUPA

¿Quién no ha escuchado hablar de Tupatutupa Records de Barcelona? No solo una tienda, sino también un sello y una camigráfica. El hombre al frente es Javi Tupatutupa, quien adora a los gatetes tanto como nosotros.

 

MARY CARMEN LOZANO

Aunque se considera enamorada del doom y del black metal, su relación no es exclusiva y también bebe de artistas como Steven Wilson o The Prodigy. Actualmente colabora como fotógrafa y redactora en medios como GoetiaMedia y Empire.

RAFA DIABLOROCK

Uno de los medios nacionales que más ha crecido en lectores en los últimos años es sin duda Diablorock.com Desde su Córdoba natal nos responde su director Rafa Diablorock. Padre, esposo, amigo, y putifan de Type O Negative.

 

Queremos agradecer a todos ellos por tomarse (perder) el tiempo para responder a estas preguntas.

– ¿A qué edad empezaste a descubrir música por tu cuenta? Es decir, cuando empezó a picarte el bichillo de empezar a indagar sobre bandas de las que ni siquiera habías oído hablar nunca.

+ Esteban del Resurrection Fest / Toundra / Exquirla: Lo he contado un montón de veces… con 7 años el hijo del mejor amigo de mi padre me regaló un casette con el «Live After Death» de Iron Maiden. Mi padre me pilló escuchándola y me subió a donde tenía sus viejos vinilos y me puso «Back In Black» de AC/DC. Mi padre tenía un programa de radio donde pinchaba semanalmente rock. Tenía un montón de discos. Había ido en su juventud a un montón de conciertos… . Y mi madre, de muy pequeño, decidió que yo iba a ser músico. Así que prácticamente estaba decidido.
Después de eso, vinieron unos años obsesionado con The Beatles y toda la música de los 60 de UK. De ahí a los 70, Led Zeppelin, Pink Floyd… y con 13 años descubrí a NOFX y Bad Religion y desde entonces no he dejado de tocar en bandas. Así que… desde los 7… ya forraba las carpetas del cole con fotocopias de los libretos de The Beatles en lugar de las de Mijatovic o Ronaldo. Un freak en toda regla… un pringao.

+ Marta de Century Media Records: Cuando tenía 6 -7 años me di cuenta de lo que más me movía como «hobby» era la música. Mi tío tocaba la batería en un grupo de Indie de los años 90 y siempre le preguntaba que si podía ser la cantante de su grupo. Fue entonces cuanto mi tío me empezó a regalar discos por mis cumpleaños; empezando por La Bola de Cristal, siguiendo con Jamiroquai y acabando por regalarme dos veces el álbum de debut de Björk. Por mi lado también hacía mis trabajos de «investigación» comprándome revistas de música como la Rolling Stone o This Is Rock, fue gracias a esas revistas cuando me llegó Guns N´Roses, Mötley Crüe y KISS.
Añadir que a mis 15 años gracias a la TV por cable tenía el canal de Música VH1, que los viernes hacía especial de Rock. A las 23h hacían el Friday Rock y ponían Dokken, Def Leppard, Scorpions, Yngwie Malmsteen…uff luego intentaba buscar esos temas en Rock N´ Gol y cada vez que ponían el Here I go Again de Whitesnake saltaba de la emoción…me apuntaba las canciones e intentaba comprarme los discos. VH1 lo fue TODO para mi durante mis 14,15 y 16 años y cuando lo quitaron de los canales de ONO…mira…¡¡aún me dan ganas de llorar!!

+ Javi de Tupatutupa Records: Creo que a partir de los 14 años fue esa etapa, preguntaba a amigos y conocidos, miraba en algunas revistas (no había internet aún), miraba a gente mayor que ponía en los dibujos de sus camisetas y así por ejemplo descubrí a Cathedral, Morbid Angel etc.

+ Mary Carmen de GoetiaMedia/Empire Magazine: No sabría poner una fecha exacta, pero supongo que cuando mi hermano decidió independizarse. Hasta entonces yo me empapaba de lo que él escuchaba en casa, así que cuando se fue tuve que buscar otras maneras de buscar música. Tendría unos 12 años o así y me dedicaba a comprar revistas con cds recopilatorios de varios grupos o me metía en canales del iRC para bajarme cosas.

+ Rafa de Diablorock.com: Supongo que con once o doce años; hasta entonces supongo que me conformaba con la música que se escuchaba por casa, que por cierto no estaba nada mal y seguramente fue lo que sentó las bases. Tras tener trillados discos de Nirvana, Guns N’ Roses, Megadeth o Metallica… que llegaron a mí a través de hermanos mayores de diferentes amistades, llegó un punto en que quise investigar, y lo que me ayudó por aquel entonces (primeros de los años 90) fue la radio, algunas revistas musicales y las tiendas de discos de mi ciudad, Córdoba.

– ¿Actualmente sigues con el mismo interés que desde entonces? ¿Dirías que el bombardeo masivo de nuevas propuestas ha terminado por quitarte de quicio o ha sido la edad?

+ Esteban del Resurrection Fest/Toundra/Exquirla: La verdad es que envidio el interés que tienen algunos de mis amigos. Las novedades rock quizás me interesen menos desde hace 2 / 3 años aunque me gustan más bandas psicodélicas, por ejemplo. Me gusta la electrónica y me gusta mucho la música popular y de raíz. También el flamenco. En fin, no sigo tanto las novedades en la misma dirección que hacía hasta los 25 / 26 años… pero sí que he abierto quizás el espectro.

+ Marta de Century Media/Holy Cuervo: Como puedes ver con la respuesta anterior, el hard rock y el heavy de los 80s fueron para mi probablemente lo mejor que me haya pasado en mi vida así que durante años estuve escuchando los mismos discos y canciones una y otra vez. Siempre fui muy talibana del género, lo que me cegó y dejé pasar la oportunidad de ver a otras bandas que ahora mataría por ver. Hace años entró en mi vida Type O Negative, y de repente volví a sentirme como cuando todo empezó.
Saber que nunca podré ver a Type O Negative en directo, es algo que ha hecho que ahora lo único que quiera precisamente es que la gente me diga «oye mira esta banda y mira esta» ahora tengo mucho más interés en descubrir cosas y soy mil veces más abierta de mente, no me quiero volver a perder nada. Siempre me ha gustado descubrir alguna banda joven que tenga «ese algo especial», cuando vi a In Solitude en directo en 2010, supe que ellos eran esa banda y me volqué con ellos, comprando merchan y yendo a sus conciertos en Europa. Ahora busco a la desesperada otra banda que cubra ese hueco que dejaron In Solitude, así que ¡nuevas propuestas venid a mi!

+ Javi de Tupatutupa Records: Actualmente mi interés ha bajado bastante, hay tanta información que no puedes centrarte en todo, miro los Facebooks de amigos y conocidos, y comparten grupos de los cuales no he oído hablar en mi vida. Cada día descubro 20 nombres diferentes y solo acabo escuchando uno o dos de ellos. Seguro que la edad tiene algo que ver, ahora tengo 41 años y no puedo retener tantos datos.

+ Mary Carmen de GoetiaMedia/Empire Magazine: Diría que mi interés es mayor supongo en parte porque ahora hay muchas facilidades para descubrir nueva música. Plataformas como bandcamp o spotify hacen que puedas descubrir bandas nuevas a un solo click. Así que en mi caso, encantada de que sigan bombardeándome.

+ Rafa de Diablorock.com: Sigo con el mismo interés, incluso más; siempre me ha gustado olfatear, rastrear, investigar, descubrir conexiones y dar con un nuevo tesoro. En cuanto a la saturación, lo cierto es que, entre lo que busco y lo que me mandan, al mes puedo tener acceso a decenas y decenas de nuevos discos tanto físicos como digitales, y la verdad es que se hace muy dificil pararse a valorar con detenimiento todo. Pero al final siempre salen cosas que te sacuden por encima del resto… y cuando pasa es como encontrar un trozo de bogavante en un plato de paella mixta.

– ¿Crees que ahora es más probable que no escuches un disco completo como lo hacías hace 15 años? Aprenderte el disco hasta la saciedad

+ Esteban del Resurrection Fest/Toundra/Exquirla: Es totalmente cierto. No lo haces. Antes te llegaba el disco (en las zonas rurales los encargábamos en a tienda de electrodomésticos del pueblo o a DiscoPlay) y las únicas fotos que tenías del grupo eran esas, las del libreto. Si no te gustaba el disco, te terminaba gustando. Lo escuchabas hasta rayarlo. Aprendías a saborear lo que antes no te gustaba. En fin, es una pena. El consumo nos va a enterrar a todos.

+ Marta de Century Media/Holy Cuervo: Sí, es verdad que me cuesta mucho más. Creo que hay muchísimas bandas pero muy pocas me hacen especial gracia, y es cierto que a día de hoy la gente sólo escucha los singles y ahí se queda, y yo no me excluyo porque es cierto que con las banda a día hoy en 2018, cada vez me cuesta más. Aunque mira, tengo muuuchas ganas de hacer sonar este fin de semana el nuevo de Tribulation ‘Down Below’, creo que este disco es posible candidato a que mi tocadiscos acabe echando fuego.
Kadavar y Bullet también diría que son bandas «jóvenes» a las que les he hincado bien el diente a toda sus discografías.

+ Javi de Tupatutupa Records: No, ahora escucho dos o tres canciones y si no me gustan mucho paso a otro disco, vengo de la generación del la cinta de cassette. Antes te tragabas cualquier disco aunque sonase a wáter atascado y todo me flipaba, ahora escucho discos que suenan de lujo y me aburren por lo artificiales que parecen. Hay excepciones claro está, pero echo de menos el sonido 90s, esas baterías mas orgánicas y brutas.
Ahora casi no me aprendo ni los títulos de los discos que escucho a menos que me lo compre y lo vea de vez en cuando por casa. He de decir que pocos grupos o discos me sorprenden tanto como lo hacían algunos hace 25 años, pero es que con 15 años yo descubrí Carcass, Suffocation, Morbid Angel, Sepultura (los auténticos), también grupos de otros estilos como Disrupt, Napalm Death (los de antes también , no el grupo de versiones que son ahora) etc.

+ Mary Carmen de GoetiaMedia/Empire Magazine: Para nada. Sin ir más lejos en cuestión de una semana ya me sabía el The Demonstration de Drab Majesty, uno de los mejores discos del pasado año. Si un disco es bueno, lo escuchas de pe a pa y vuelves a escucharlo.

+ Rafa de Diablorock.com : Si es de esos discos de los que te enamoras te aseguro que sí que lo escucho al completo… y en bucle si hace falta. Pero es cierto que no es tan especial como antes, cuando tenias un mes o dos para dedicarte a un sólo disco.

– ¿Se pierde también la pasión por comprar nuevos discos una vez llegada cierta edad?

+ Esteban del Resurrection Fest/: No. Ahora compro más discos que antes. Siempre compro discos. El consumo ha ido en un montón de vertientes y no se sabe cuál será el futuro. Bueno, hay una máximas: no cuidamos de la música. La usamos como un producto de consumo y no como un bien cultural. Y eso hace que la música sea de más baja calidad en muchas ocasiones. Pero siempre habrá un genio que salga de la minicadena!

+ Marta de Century Media/Holy Cuervo: Ummm no, si te gusta la música de verdad te juro que es de por vida. Yo cada vez que entro en una tienda de discos me tengo que controlar. Es verdad que compro pocas novedades, pero hay aún muchos clásicos que necesitan dormir bajo mi techo. Si has sentido de verdad la música, nunca la abandonas, si lo haces es porque nunca se te ha erizado el pelo escuchando una canción. Music is passion, not fashion.

+ Javi de Tupatutupa Records: No, para mi comprar un disco es como una droga, necesito comprar alguno de vez en cuando o me vuelvo loco, si que es verdad que soy muy selectivo con las novedades que me compro y suelo buscar mas segunda mano que novedades, el placer de encontrar un disco clásico y barato es indescriptible.

+ Mary Carmen de GoetiaMedia/Empire Magazine: En mi caso ha sido al revés. Cuando era una teen viviendo en casa de mis padres no me podía permitir comprar casi nada. A la que empecé a currar pude empezar a adquirir discos y si acaso lo único que ha cambiado con la edad ha sido cambiar los cds por los vinilos.

+ Rafa de Diablorock.com: Sigo comprando discos, es algo que he hecho siempre y no creo que deje de hacerlo, pero es verdad que la pasión ya no es la misma. Ahora me pasa que me compro el disco, echo un vistazo al artwork y letras… y como lo coloque en su sitio de la estantería se me puede olvidar que lo tengo. Prefiero dejar desparramadas las últimas compras por casa para que les dedique más escuchas antes de que la siguiente novedad consiga que me olvide de ellos.

Digamos que ahora escucho un 50% de novedades y un 50% de discos de toda la vida, y aunque los tengo comprados reconozco que muchas veces suenan a través de Spotify, que me parece una herramienta fantástica para escuchar cualquier canción en cualquier lugar y en el momento que se te antoje. Dicho eso, me podéis tomar por defensor a ultranza del formato físico, sin que con ello haya que rechazar otras opciones compatibles.

De todo esto sacamos en común que nuestros hábitos de consumo musicales mas que depender de una edad dependen del tipo de persona que seas. No dejas de descubrir música a los 30 años, ni se ha dejado de hacer buena música para entonces, simplemente cambian las prioridades, los mercados, las formas y las vías ¿Tienes que cambiar tú? Lo dudo.

Elige una carrera, escoge un trabajo, aférrate a los grupos que conociste antes de llegar a los 30… estudios pagados por empresas no buscan mas que hacernos vivir en propia piel el texto promocional de Trainspotting. Este servidor tiene casi 33 años y todavía recibe lecciones de cincuentones que descubrieron la semana pasada un grupo que se creó hace 6 meses en las Alpujarras granaínas ¿Capisci? Como otros tantos sigo disfrutando como un niño chico al escuchar mis cintas polvorientas de Amorphis, Die Toten Hosen o Melvins, pero no evita que a la par alucine con el trabajo que están haciendo nuevas formaciones como Smokers Die Young, Umbrarum Regni o Pürpura. Al fin y al cabo todo este tema de la edad será solo un estado mental.

Las conclusiones del estudio de Spotify fueron las siguientes:

– Mientras que los gustos adolescentes están dominados por la música popular, esta proporción va cayendo a medida de pasan sus 20s, y sus gustos «maduran» durante los primeros años de los 30.

Hombres y mujeres tienen gustos similares en su adolescencia. Luego de eso, el gusto «mainstream» de los hombres desciende mucho más rápido que el de las mujeres.

– En cualquier edad, las personas con hijos tienden a escuchar música menos popular y nueva que un oyente sin hijos.

Nuestras conclusiones en The Chapel Mag:

– F**k you Spotify <3

Foto de cabecera por Yanko Peyankov

Tags

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

A %d blogueros les gusta esto: