LOADING

Type to search

Artículos

El Muro, indie ¿de qué?

Desde que llegué a Málaga tuve la suerte de encontrar diferentes cuevas en las que hacer el cavernícola, El Bar Pepe o el Drunk-o-Rama, son buen ejemplo de ello, lugares con personalidad propia y bajo el mando de personas que hacen que el tiempo empleado bajo su techo merezca siempre la pena. En alguna ocasión había entrado a El Muro para tomar un «Mulled Wine» o vino caliente, preparado en casita por el voluntarioso señor Francisco Riofrío, dueño, administrador, camarero, community manager y fregona de la empresa. No era mi sitio habitual, pues los prejuicios siempre van por delante, por eso son prejuicios; la palabra «Indie» de «El Muro Indie Rock Bar» tenía más peso sobre mí que el propio ambiente que allí se respiraba, perdiéndome durante mucho tiempo lo que este sitio podría aportarme, pues normalmente mis visitas se limitaban a llevar a algún visitante invernal a probar el mencionado brevaje.

Diversas circunstancias nos sentaron un día a The Chapel sobre los taburetes de El Muro, ese día nos acercamos a Rio, también a Manu «El Miel» y Luengo «El Playa» y descubrimos como funciona la mente de un auténtico genio llamado Santana. Desde ese momento nuestra relación se hizo más continuada, el buen hacer de Riofrío fue estrechando el cerco hasta que reunió su propia manada de tarados, correteando como potrillos ebrios por las praderas de la fantasía y la nocturnidad. La que era la primera casa de Dani García, se convirtió en nuestro segundo hogar, desde entonces he bebido hasta intentar vestirme con una sábana, he limpiado los baños, montado la terraza, diseñado merchandising como si la empresa fuera mía y he puesto música tras su barra como si supiera lo que estaba haciendo.

 

El Muro es distinto, lo es en muchos sentidos, pero sobretodo lo es en la práctica, literalmente El Muro es distinto cada mes, pues la primera semana del entrante, un artista local o simplemente un amigo de la casa decora sus paredes y le otorga una nueva personalidad al bar, imprimiendo algo de sí mismo y de su visión del propio lugar. Incluso el mismo Rio cambia cada día, en un ejercicio de creatividad desbordante, la entrada a sus puertas. De este modo fue como comprendí al fin la Auténtica filosofía del Muro:

“Tengo una pizarra que leen cada día cientos de personas que pasan por el centro de Málaga, no pienso poner ofertas en cócteles, voy a usarla para decir lo que quiero decir, voy a reírme de Franco o dibujar una Iglesia ardiendo…”

Riofrio

Y es que Riofrío no se anda con chiquitas a la hora de ejercer su derecho de libre expresión. Mi recomendación, si no vives en Málaga y si lo haces también, es que eches un vistazo al instagram del bar @elmuromalaga  donde podrás deleitarte con la colección de ingeniosas actualizaciones en blanco y negro. Aún recuerdo la pizarra en pleno follón independentista:

“Más de 25 tipos de cerveza y más de 60 licores, entra y practica tu DERECHO A DECIDIR.”

Riofrio

Después de dar mucho el coñazo, al fin fui elegido para abrir el año 2018 en las paredes de El Muro, un «Enero Tropical» para las cuatro o cinco frías noches malaguitas y un lienzo en el que plasmar lo que fuera que mi cabeza vomitaba. El primer Domingo de Enero, en plena resaca festiva, me acerqué al lugar en compañía de Victor «La Escena» Hernández que, a base disparos y cervezas, se curró este bonito reportaje fotográfico:

Así que, tragándome mis prejuicios y asumiendo mi ignorancia, he comprendido que la palabra «Indie» no es por la música, si no por la actitud, El Muro es INDEPENDIENTE. Sin apellido, sin hashtag, sin descripción, El Muro es la gente del Muro, lo que bebas ese día, lo que escuches esa noche, es tu mente abriéndose a la música, es un trapero bailando «Run to the Hills», es la electrocumbia y un parche de Voivod, el lugar donde una bebida que sabe a pasta dental desbanca a los chupitos de Jäger y donde te harás experto en Whiskey, cócteles de autor y cervezas de 5 pavos, Sol, Carlos, Sonia. La anti-secta, mi templo. El puto mejor sitio de Málaga y lo sabes, joder.

Cada ciudad debería tener un Muro, pero como no puede ser así, Riofrío os lleva El Muro a Madrid este fin de semana, fiestón en el Freeway con lo mejor de la casa poniendo temazos. Venirse que hay porros.

Anexo:

El lugar donde se encuentra El Muro ( Calle Muro de San Julián, 1) en otro tiempo se llamaba Funeraria Avancino,como puedes imaginar, era una Funeraria, no sabemos mucho más sobre ello así que Santana y Rio, de nuevo tiraron de coco para crear una bonita historia en forma de radionovela, chikirau!:

Tags
A %d blogueros les gusta esto: